Castedo aprueba los presupuestos que benefician a su “amigo” Ortiz

La alcaldesa de Alicante ha sacado adelante las cuentas de 2015, que se elevan a 240,2 millones de euros, entre las acusaciones de la oposición
PSPV,EU y UPyD han criticado los recortes sociales, así como que uno de cada cinco euros (44,1 millones) van para las contratas participadas por Ortiz

El Gobierno municipal aprueba con los votos en contra de PSPV, EU y UPYD, las cuentas de 2015 que ascienden de 240 millones de euros. Presupuestos que entrarán en vigor el día 1 de enero y que han sido calificados de antisociales, insolidarios y ficticios por los grupos de la oposición.
Y es que, uno de cada cinco euros -44 millones -, irán a parar a las contratas adjudicadas al empresario alicantino Enrique Ortiz, también imputado en las causas Brugal y Rabasa, por presuntas irregularidades urbanísticas. A esto hay que sumar que uno de cada ocho euros -30 millones- se destinarán al pago de la deuda municipal que asciende a 180 millones de euros.

Sin incidentes ha transcurrido la sesión plenaria más importante del año, pese al envite del concejal de Esquerra Unida, Miguel Ángel Pavón, que ha descrito la actitud de Castedo de “chulesca”; ha calificado su gestión de desastrosa y ha recordado con fotografías, tras solicitar su enésima recusación, la íntima relación con “el jefe de Alicante”, en referencia al empresario Enrique Ortiz.
La formación de izquierdas denunciaba, además, la escasa sensibilidad de Gobierno municipal que “no ha admitido ni uno solo de los escritos de reclamación presentados a las cuentas municipales de 2015”. Uno de Esquerra Unida y ocho de sindicatos y de 138 trabajadores de la concejalía de Acción Social, ha recordado la formación.
Por su parte el concejal de Hacienda, Juan Seva, que ha acusado de falta de interés al PSPV y UPY, ante la ausencia de alegaciones, se ha referido a los presupuesto de 2015 como “los de la recuperación”, a la vez que añadía que las cuentas “están autorizadas y aprobadas por el Ministerio de Hacienda”
“…La visceralidad del ataque sin sentido”
Las palabras de dimisión del expresidente, Adolfo Suarez, es lo que ha querido recordar Sonia Castedo en el Pleno extraordinario, el día en el que se le nombraba hijo predilecto de la ciudad de Alicante. Y de hecho, ha leído con tal convicción que desde la oposición apuntan a un “ensayo” de la despedida de la primera edil de la alcaldía. Decía Adolfo Suarez el 29 de noviembre de 1981, “…Creo que tengo la fuerza moral para pedir que en el futuro no se recurra a la descalificación política inútil, a la visceralidad o al ataque personal sinsentido, porque creo que se perjudicará al funcionamiento de las instituciones democráticas”.
Los dos ediles de Esquerra Unida se han ausentado del Pleno al considerar que no se trata de una personalidad relevante para la ciudad, además, de tratarse de un político vinculado al franquismo.

http://www.eldiario.es/cv/Castedo-ap…335266656.html